logo

Bienvenido a EPRU

Conseguirás reducir y controlar la Ansiedad. Hacer fácil, lo difícil. Transformar los problemas, en oportunidades de mejora y cambio.
Horario

Lunes a Viernes:

09:00AM - 14:00PM | 16:00AM - 20:00PM

Eventos programados

Alférez Provisional, 2 - Entreplanta Puerta D - León

Top

Ketchup casero, dos recetas, dos sabores

EPRU / Alimentación  / Ketchup casero, dos recetas, dos sabores

Ketchup casero, dos recetas, dos sabores

En el artículo anterior hemos comprobado la composición de dos marcas comerciales de ketchup

Ahora, aprendemos a  elaborarlo, simplemente partiendo de  sus  ingredientes básicos con algunos pequeños trucos

El tomate que he utilizado es un tomate triturado natural o bien un tomate troceado, en este último caso, lo que haces es eliminar el agua extra de la lata

Otra opción es partir de tomate entero pelado, también aquí eliminamos el agua

Particularmente yo prefiero las dos segundas opciones, puesto que ya quitamos una parte del agua, y tiene que cocer menos tiempo

A partir de aquí, el sofrito pochado de la cebolla y el pimiento, pretende extraer los azúcares naturalmente constituyentes de ambas verduras. De esta manera necesitamos agregar menos

 

 

Los extras, azúcar, vinagre, el azúcar y las especias, lo añadimos, finamente molido y casi al final, cuando apenas hay agua, para conseguir que se vaya integrando y poniendo meloso, sin riesgo que se queme el fondo del recipiente

El ketchup de piña, parte de la receta básica, sustituyendo el azúcar por piña en su jugo, una latita, un de las que vienen en pack de 3 eliminando el jugo

Ten en cuenta que en este momento, la piña está en plena temporada, así que puedes aprovecharla  y añadir unos 100 g de una bien madura

El toque que aporta, es un dulzor, con cierto grado de acidez, que permite equilibrar muy bien los sabores con por ejemplo un lomo de cerdo, para hacer al horno cubierto de nuestro ketchup casero

El pimentón es opcional

 

 

Cuando  partes de tomate fresco en temporada, quedaría sin él,  una salsa un poco pálida

Y ahora las dos recetas, fáciles, sabrosas y mucho más saludable que cualquiera que compres

No Comments

Post a Comment