logo

Bienvenido a EPRU

Conseguirás reducir y controlar la Ansiedad. Hacer fácil, lo difícil. Transformar los problemas, en oportunidades de mejora y cambio.
Horario

Lunes a Viernes:

09:00AM - 14:00PM | 16:00AM - 20:00PM

Eventos programados

Alférez Provisional, 2 - Entreplanta Puerta D - León

Top

Las ensaladas son para el verano… y la legumbre

Tomar una alimentación adaptada a la estación, es un concepto utilizado por las medicinas tradicionales de la India y de China desde hace millones de año.

Esto permite utilizar los productos disponibles en cada estación, cuya calidad y precio es el mejor. A ello unimos cambios en las preparaciones culinarias, adaptadas a la temperatura exterior.

Para el  invierno en Europa Mediterránea, consumimos platos calientes, más contundentes, que ayuden a sobrellevar el frío. Por otra parte, se realiza con alimentos que puedan ser almacenados durante los fríos meses del invierno, en los cuales, son escasos los vegetales frescos disponibles sobre todo en la zona norte peninsular. Por otra partem, tampoco es la época de mayor producción de los animales de granja.

Las legumbres cumplen la premisa de disponibilidad todo el año, gracias a ser productos secos. Su baja actividad de agua, confiere una fácil y  larga conservación. Para su utilización, remojado de 12 horas, las rehidrata y pre-germina, con lo que  su digestibilidad aumenta.

Teniendo en cuenta el equilibrado conjunto de proteínas e hidratos de carbono que aportan, supone, que su uso combinado con los vegetales adecuados, nos proporciona un nutritivo plato único.

Veganos y vegetarianos, tienen en las legumbres, la base de su aporte proteico diario, siendo que están perfectamente nutridos.

Con el buen tiempo,  es posible seguir consumiendo legumbres, sólo es necesario cambiar la manera de elaborarlas. En este punto, su uso como refrescantes ensaladas es todo un acierto. Al disponer además de  mayor variedad de verduras, las posibilidades se incrementan.

Garbanzos, lentejas, alubias, guisantes, soja verde, altramuces. Sólo tienes que elegir cuál.

Géneros y variedades de alubias

Cambiando el tipo de legumbre o el tipo de variedad  los cambios son sustantivos, la diversidad  es grande. Por ejemplo, tan sólo utilizando  los diversos tipos de alubias, podemos variar el aspecto y sabor de la ensalada.

Distinguimos en las alubias dos tipos. Por una parte las estirpes americanas del género Phaseolus, dentro de las que se encuentran todas las utilizadas con mayor frecuencia en nuestro país. De otra, las pertenecientes al género Vigna de origen asiático, y al que pertenecen las afamadas Adzukis  japonesas. En nuestro país, la más activa representante es la alubia carilla, conocida en Portugal como Feijado Frade. También, la mal llamada soja verde pertenece al género asiático.

En ensaladas podemos utilizarlas todas, si bien, para mí gusto, son más indicadas las  legumbres de tamaño menor. Así los garbanzos leoneses de Pico Pardal o el pequeño Pedrosillano son perfectos. En las lentejas, las verdinas pequeñas y con poquito almidón, nos permiten una ensalada, suelta y jugosa, que absorbe perfectamente todo los sabores del aliño. El uso de variedades de alubia, se decanta por la carilla, arrocina, verdina, adzuki o soja verde.

Un caso particular, está representado por los altramuces, de amplio uso en la zona mediterránea y manchega, que cocidos y salados se utilizan como aperitivo. Una vez quitada su dura piel  enriquecen cualquier ensalada de vegetales, aportando un sabor inigualable.

Altramuces en conserva

Sólo necesitas romper un poco tus esquemas mentales, para atreverte a utilizar la legumbre de otra manera. Experimenta, prueba, simplifica tu forma de cocinar. Las legumbres son perfectas aliadas que resuelven nuestra comida principal satisfactoriamente sin complicarnos la vida.

No Comments

Post a Comment