logo

Bienvenido a EPRU

Conseguirás reducir y controlar la Ansiedad. Hacer fácil, lo difícil. Transformar los problemas, en oportunidades de mejora y cambio.
Horario

Lunes a Viernes:

09:00AM - 14:00PM | 16:00AM - 20:00PM

Eventos programados

Alférez Provisional, 2 - Entreplanta Puerta D - León

Top

¿Qué es el Reiki y para qué puede ayudarnos?

Reiki es una técnica complementaria de origen japonés

Sus efectos se basan en una canalización de energía a través de imposición de manos, que busca promover la auto-regulación de nuestro  organismo, para que éste recupere su equilibrio.

Su  creador nació en Japón en 1865, muriendo en 1926. Fue  un estudioso de la medicina así como del budismo y el cristianismo. No está claro si realmente era o no médico, lo que sí, parece cierto es su conocimiento profundo del budismo. De todo ello se desprende un concepto espiritual y transcedente de la vida, que no significa que fuese  religioso.

La de vida como energía, el cuerpo como energía, es parte consustancial   las medicinas tradicionales orientales.

La Medicina Tradicional China a través de los meridianos, el Ayurveda con los Nadis,  contemplan, que como  humanos, somos pura energía, siendo que su equilibrio y armonía mejora nuestro  bienestar del individual.

En occidente, este planteamiento  desconcierta, puesto que nuestra medicina, es más química, más de la sustancia. No contemplamos ese aspecto energético, siendo que realmente conocemos todos los potenciales eléctricos de las membranas celulares, y la presencia de cargas eléctricas como parte de nuestro funcionamiento interno.  Buscamos descompensaciones químicas y bioquímicas que expliquen las enfermedades, o alteraciones estructurales, tanto del cuerpo, como en otros aspectos,  por ejemplo alteraciones en la estructura del ADN, en los genes,  para comprender, entender y tratar la enfermedad.

Otra diferencia fundamental entre las dos formas de hacer  “medicina”, es la importancia que se da en oriente al mantenimiento del equilibrio, tanto físico como mental. Nada es bueno ni malo, todo es necesario en su justa medida. Las medicinas tradicionales China e India, entienden el sujeto, el mundo como un equilibrio de opuestos, además de como un proceso de cambio y evolución.

Todo fluye, todo cambia para mantener nuestro equilibrio y el del planeta que nos cobija.

Asimilando al día y la noche, ambas son necesarias, una sigue a la otra. Si una  es mucho mayor que la otra el humano se descompensa . De la misma manera las estaciones se suceden una tras otra, para permitir el ciclo de la vida naturaleza. Todo es cíclico, todo es necesario. La energía fluye, cambia y vuelve, porque no se destruye, sólo se transforma. 

En Occidente nos falta asimilar y comprender, toda la parte energética y eléctrica del cuerpo. Pareciera que  sólo el corazón tiene electricidad, pues usamos marcapasos para corregir funcionamientos anómalos. Sin embargo, no tenemos en cuenta todo el resto de  flujos energéticos, que se producen en las membranas de las células de todo el cuerpo. Sin energía, sin “electricidad” no es posible la vida.

En  la universidad, estudiando fisiología, empeñamos largas horas de estudio  para comprender los potenciales de membrana celular, que son pura energía. Para nuestro profesor, era fundamental hacernos entender esa parte del funcionamiento orgánico. Supongo que eso quedó grabado en mi subconsciente a fuego, y por ello las cuestiones “energéticas” orientales, me resultan tan poco extrañas, a pesar de mi  formación en medicina veterinaria.

Hay algo más allá de lo que ya sabemos, algo que nuestra ciencia occidental, nos amplia  en cada nuevo descubrimiento.

Realmente, a la luz de los conocimientos occidentales, no tenemos ni idea  cómo funciona Reiki. ¡No hay estudios que lo corroboren! cierto es que  nadie en su sano juicio gastaría un euro,  en  realizarlos, siendo que no es patentable, es fácil de aprender y utilizar, e imposible hacerse millonario comercializando tratamientos. Tampoco sostiene una gran economía productiva.

¿Para qué sirve Reiki? Según sus defensores para todo. Según sus detractores para nada.

¿Cuál es mi experiencia utilizándolo como una herramienta más de mi trabajo?

Ante todo, aclarar el ámbito en el cuál lo utilizo,   es en el control de la ansiedad y reducción del estrés.
En la práctica,  es una poderosa herramienta para conseguir, bajar el nivel de ansiedad, y minimizar la sensación de estrés. Relajar y conseguir minimizar los insomnios, consiguiendo un sueño reparador.

Solo por hoy

Obviamente, nadie espere, que por una imposición de manos de 1 /2 hora su vida, cambie, dándose la vuelta como un calcetín. Nadie se plantea que eso ocurriese por tomarse una aspirina o una sopa de ajo.

Reiki tiene cinco principios básicos. Lo  importante es su empeño en centrarnos, en el ahora

Sólo por hoy…, enunciamos al inicio de cada día. Nuestro empeño es resolver el día de hoy. Centrarnos en nuestro trabajo, agradecer y disfrutar aquello que tenemos ahora.. Con amabilidad a todos los que nos rodean.

Siempre estamos en el hoy, nunca en el pasado, ni en el futuro.

Reiki es un Mindfulness, antes del mismo Mindfulness, una atención total al momento presente. Un fomento de la autoobservación. Cómo estamos, qué hacemos, en tanto resolvemos el día paso a paso.

Cuando tengo estrés y ansiedad,  tomar una sesión de Reiki es una alternativa, gratificante, sedante, y relajante. Absolutamente inocua, tras la cual, ya sabrás si Reiki es o no para ti.

 

No Comments

Post a Comment

Call Now Button