logo

Bienvenido a EPRU

Conseguirás reducir y controlar la Ansiedad. Hacer fácil, lo difícil. Transformar los problemas, en oportunidades de mejora y cambio.
Horario

Lunes a Viernes:

09:00AM - 14:00PM | 16:00AM - 20:00PM

Eventos programados

651 579 983

Alférez Provisional, 2 - Entreplanta Puerta D - León

Top

Tu ejemplo educa

Todos aquellos que hemos sido padres, al paso del tiempo tomamos consciencia de la importancia de nuestros actos, como influyen poderosamente en el comportamiento de nuestros hijos.

A medida que crecen, son unos detectores poderosísimos de incongruencias paternas, las cuáles nos reprocharán a las primeras de cambio. Si dices haciendo lo contrario, mejor calla, tanta palabrería es inútil.

Cualquier gesto cotidiano se transforma en una escuela para nuestros hijos, la más poderosa, la que proviene de la imitación, esa que utilizan los animales. Tan sólo necesitas seguir un documental de la dos (esa que todos ven), observa que hacen los grandes mamíferos, sobre todo depredadores para enseñar a sus crías, estimulan el juego y la observación.

Comprendo que tu vida es puro estrés, que no llegas a todo. Necesitas multiplicarte en el trabajo para proveer de dinero que sufrague las necesidades diarias. Sin embargo en este correr puedes llevarte por delante dos aspectos fundamentales, para ti y tus hijos.

Con tanta prisa y velocidad, descuidas, por una parte qué comes, por otra como gestionas el estrés diario para controlar tu ansiedad.

Ambas, son interdependientes, juntas son el medio con el que te auto-saboteas.

Un cerebro poderoso controlando la ansiedad, precisa tiempo y atención, además de alimentos que lo nutran para que sea capaz de pensar resolviendo con eficacia y eficiencia. Se trata de utilizar tus medios del ahora, de la manera más óptima para resolver muy bien.

Es imprescindible que reserves tiempo para elegir buena comida, prepararla de forma sencilla y sabrosa, disfrutarla con atención y relajación. Más aún cuando en muchos casos, esa “exigencia”, ocurre sólo en dos momentos del día, el desayuno y la cena.

Ejemplo y aprendizaje

Si descuidas tu alimentación, estás enseñando a tus hijos  que cuidar su cuerpo y su mente es una pérdida de tiempo, arrastrarán inconscientemente  durante muchos años una falsa creencia limitante para sus vidas. Además el  estrés, la ansiedad les sumirán en el caos con gran  facilidad.

Reservar tiempo, para comprar, elaborar, degustar, socializar en casa, es un seguro de bienestar para ti y tus hijos. Aprenderán, aprenderás, a parar de la vorágine diaria para ocuparos de vuestras  necesidades.

El aprendizaje de la desconexión y la conexión es fundamental en la vida diaria.

Comienza  paso a paso. Ensaya los fines de semana, un desayuno con un poco de pausa, estrategias de alimentos bien masticados. Ve poco a poco introduciendo cambios el resto de la semana.

En la cena, pausados, aprovechamos el momento de la relajación, el intercambio, las confidencias. Cambia el chip, una tortilla y unas verduritas al horno se hacen en un momento, tus hijos pueden colaborar. Aprenderán  además, estrategias de organización que les serán útiles el resto de su vida.

Se valiente y diferente. Atrévete a probar otras formas de relación contigo y con tu entorno

No Comments

Post a Comment